Web semántica

Es la llamada web 3.0., la revolución en internet, el software entenderá lo que queremos buscar e interactuará con sus agentes internos para cubrir nuestras necesidades.

Actualmente, se están llevando a cabo medidas dentro del medio on-line para comprender mejor todos los contenidos que lo componen. Si el medio interactivo entiende la información que contiene, cuando una persona busque un contenido, automáticamente, los programas de software filtraran la información y analizaran cuál de ellas es la más específica para nuestra búsqueda.

Para poder entender mejor los contenidos se están creando una serie de keywords o etiquetado para cada uno de los contenidos de internet que hace se creen una nube de etiquetas, que nos indican que contenido es el más actualizado, el que contiene más información o el más visitado.

Para entender mejor la web semántica existen dos conceptos importantes, la taxonomía y la folksonomia. Éstos ayudan a que los contenidos dentro de la web 3.0 sean más fáciles de encontrar e interpretar por los “agentes” de internet.

  • Taxonomía: para ayudar a ordenar la información en internet, se ha creado la taxonomía, que es una forma jerárquica de ordenar los contenidos para homogeneizar mejor la información en el medio on-line.
  • Folksonomia: gracias a las etiquetas que los internautas ponen en los contenidos, ayuda a definir dicho contenido de manera más lógica. Aunque este concepto tiene algunos problemas, ya que si no se etiqueta de forma muy específica un contenido, puede haber malas interpretaciones de éste, ya que muchas palabras pueden significar cosas distintas según como estén escritas. En otras palabras, la polisemia, la homonimia y los sinónimos pueden generar dudas de etiquetado.

¿En qué se diferencia de la web convencional?

La web convencional o web 2.0 enlaza información de internet a través de los blogs, páginas web y redes sociales, permitiendo al usuario interactuar con dicha información. Así, los usuarios no solo buscan contenido para recibirlo (emisor-receptor), si no que pueden crear nuevo contenido pasando a ser activos dentro del medio digital e interactuar con éste.

La única diferencia que existe con la web 3.0 o semántica, es que no sólo los usuarios interactuaran con el medio on-line si no que el propio medio interactúa con sí mismo para ayudar a los usuarios a encontrar y definir todos los contenidos digitales.

Publicado por: Silvia Gemar

 


0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.